Este blog se muda :)

Desde fines de enero que analizo esto en realidad, aunque en un comentario también me lo sugirieron.

Concluir la temporada de mi blog en WordPress es para mí como cerrar un ciclo, cerrar el ciclo de lo que fue mi vida con mi papá al lado. Ahora que un pilar importante de mi vida no está, mis opiniones ya no se ven influenciadas por las suyas y todo ahora depende de mi por completo, ya no gozo de su consejo en vivo y en directo.

Y bueno… hoy en la tarde me decidí y cree una cuenta para mudar mi blog a Blogger. He creado un nuevo usuario, una nueva direccion web, escogí una plantilla super opuesta a lo que usualmente escojo, estoy buscando webs de las cuales pueda sacar cosas para rellenar mi nuevo y recien estrenado blog, etc y etc y etc. En fin… ya mudé mi blog y este lo considero como mi último post en WordPress 🙂

Gracias a un grupo de estúpidos que siempre me manda los comentarios al mail o al cel en lugar de dejar su huella en el blog, gracias a ustedes los últimos que están visitando mi blog de vez en cuando, gracias a los que me tienen en su blogroll, gracias a los 42 incondicionales que siempre entran aunque no postee ni mierda en semanas 🙂

Y LO QUE ESPERABAN!!! (más les vale que lo hayan estado esperando…). La nueva dirección del blog en Blogger es esta:

http://milicomenta.blogspot.com

Se sigue llamando Comentarios del día a día, sigo siendo yo la que escribe y sí, sigo estando loca de remate y escribiendo pavada y media, pero en finnnn… jejeje. La renovación, los cambios de aires y todas esas vainas ayudan a que todo mejore y mi blog por fin tendrá CBox!!! jejeje (que viva el vicio).

Nos vemos en Blogger 🙂

[Aviso de servicio público: PLZ PLZ PLZ!!! Ustedes lindos y bellos que me tienen en su blogroll cambién de dirección mi link, eso es todo!! Como se sigue llamando igual no hay vainas 🙂 Gracias!!!]

[Esta vez no hay video, el cerrar un ciclo merece respeto… el video está en el nuevo blog!!! muajaja]

nueva presentación!!

Como podrán apreciar… me aburrí de mi presentación anterior. Si es que son de los que entraban seguido y les gustaba mi ventana de combi con la “Salida de Eme…” pues que pena!!! Me aburrí de la presentación anterior, aunque sigo con los mismo colores no? Rojo y negro (y por ahí como que brillitos blanquitos no?? jeje).

Desde hace unos días, el visitar nuevos blogs me dejó con las ganas de renovar el mío (también que lo hago a cada rato, ennn finnnnnn…), así que me pusé a buscar entre las plantillas disponibles en wordpress y me hallé frente a esta y me gusto!

Lo que me falta es aprender como colocar los inches widgets del cbox (mi vicio declarado y no tratado) que ya se habrán dado cuenta que me se me pega y la tentación es dificil de negar. El del twitter (no se twittear buuu!!), voy a ver como hago para colocar enlaces o que misia tontera más, como pa que se vea más lleno no???

Puede que hasta me anime a hacer un meme… mmmm. Puede que saque alguno de algún blog, por lo pronto el último que vi es el del la foto de chibolez en el blog de Frankie

Weno, eso es todo por ahora. En un próximo post les voy a contar del aquelarre que se arma con las mamás de los chibolos en el instituto donde estoy trabajando por unos días (que ya se acaban!!! siiiiiiiii!!!!). Eso es el acabose, y mi yo demonio y malévolo se controla para evitar matar alguna bruja y que me despidan (por ende…).

Se me cuidan todo todito.

Los adoro… y te amo!! 🙂

[Aviso de servicio público: Esta linda y bella blogger busca quien la ayude a entender como colocar widgets en este blog que tiene en WordPress, que no funciona como Blogger ojo! a ver quien es tan caballeroso o tan linda y bella como yo para ayudarme plz!!!! HELP!!!] 

[El videíto de rigor pa que se alegren el día o noche… enjoy!! 🙂 Jonas Brothers – SOS]

Pasó en una combi…

No se si es que soy la única o es que ustedes también comparten conmigo este tipo de experiencias made in combis, pero lo de hoy fue el colmo, estuve a punto de sacar un pasamanos y usarlo como sable para hacerme un harakiri medio artesanal. Como ven me contuve jejeje.

Haber, empecemos explicando la escena: Todo cuero(a) tú, sales de tu centro de estudios, trabajo, vagancia, distracción, cameo o lo que fuere. Como rico no eres y millonario menos, no tienes un audi deportivo de dos puertas estacionado fuera esperando que lo abordes para que lo conduscas a tu jauss… NO. Caballero, vas a tu esquinita, con un esfuerzo sobre humano levantas la manita y… paras tu combi! WOW!! La acción del siglo. Hasta ahí todo tranqui a no ser que te pánico ir todo apretujado y sin aire dentro de un medio de transporte público. Ennn finnnn… Ni bien subes haces un scaneo a la velocidad del rayo (y porque no: del pedo) y detectas o divisas unos asientos libres. En millonesimas de segundo analizas el que mas te conviene y raudamente lo ocupas. El elegido? ese que está sobre la rueda posterior izquierda, ese que para sentarte tienes que encogerte a tu minima expresión. Personalmente, que me encanta sentarme como buda, ese asiento me cae a pelo y sobre todo porque la mejor ventana está al lado 🙂 … Bueno, continuando. Ni bien subes, unas cuadras más y suben los revoltosos de otro instituto de idiomas y uno de ellos se sienta a tu lado. Normal, sacas tu mp3, te enchufas bien los audifonos en los oídos y contigo no es la cosa.

Luego de un trayecto corto y una vez atorados en el trafico de mierda que hay en nuestra bien amada y gris Lima, te aburriste. Los chicos del instituto se bajaron hace rato y en cambio a tu lado no hay nadie. Mientras el carro avanza en medio del tráfico suben un par de viejitas… bueno, es un decir, que se crean viejas no es mi problema, pero no pasaban de 55 años. Viejo su calzón. Bueno, resulta que los pinches asientos vacíos de adelante no les llaman la atención y una se sienta a tu lado y la otra se queda parada. Contigo no es.

La canción que empieza a sonar en tu mp3 no te gusta y como quien descansa las orejas te sacas un toque los audífonos. ERROR, no debiste sacártelos, te das con la conversación amena que están teniendo las viejitas sobre la juventud de ahora mientras te miran de reojo. “Que los jóvenes de ahora ya no ceden su asiento a los mayores, que uno tiene que agarrarse como pueda de los pasamanos y con cada frenada que se mandan estos bestias! Si pues, ya no hay consideración en los jóvenes de ahora… este futuro le espera a nuestro país!!” WTF????!!! O sea WHAT??? No way, conmigo no van esas webadas tías. Miras de reojo al par de tías rajonas y con una mirada de 1 millón de sables las traspasas y punto final. Ellas te miran con indignación, pero las cagaste y rico cuando luego dices: “Señora, desea mi asiento?? lo que pasa es que aprovecho para estirar mis piernas que de la posición ya están adormecidas y luego me caigo”. La señora te mira con cara de “tas cojuda??” e inmediatamente va a sentarse a un asiento li bredos filas más atrás. JA! Ganaste.

Mientras saboreas el rico y delicioso sabor de la victoria te das cuenta que estás por llegar a tu jauss y pues, educadamente pides permiso para pararte, dices elegantemente “Esquina baja!!!” y una vez que desciendes del carro no hay nada que te borre la sonrisa de la cara 😉

Qué se creen ese par de viejas??? Teniendo tantos asientos creen que vas a cederles el tuyo??? Ah no, acá se quemaron, conmigo no van esas webadas, para colmo creyeron que con labor “psicológica” me iban a convencer… sí cuñao, a mí me convencen así. Viejas jodas! y locas!!

Me encontraron cruzada ese par de tías, pa que tengan.

[Aviso de servicio público: pucha… no sé, solo tenía ganas de poner eso jejeje]

[Un videíto para que alegren un poco su día o noche, la música alegra el corazón sobre todo si es bailable y si la letra dice i like u just the way u r 🙂 Timbaland feat. Keri Hilson – The way I are]

Mili-Mili reportando que…

… que me cago de calor… me derritoooooo!!!!

… que estoy tan aburrida y con tanta flojera que en lugar de alistarme para ir al taller de teatro estoy escribiendo esto.

… que son las 5:40 pm

… que me baje el soundtrack de “Juno”

… que no quieren bajar todas las canciones de “Once”

… que mi perro tiene otitis y que el jueves le hacen un cultivo o_O

… que el short me parece demasiada ropa para tanto calor

… que los bvd’s y los polos de tiritas me parecen lo maximo!!

… que mi peinado usual de una cola ahora es de uno o dos moños (en serio me desintegro del calor)

… que acabo de recordar que tengo que ir a comprar lentes nuevamente ya que no encuentro los míos y a este paso me voy a volver ciega.

… que acabo de pensarla un poco y mejor me compro lentes de contacto… jiji!

… que quiero besarte!!!! (sí, a ti :D)

… que además de querer besarte, esto de guardar besos va a hacer que te coma a besos cuando te vea 🙂

… punchi punchi punchi

… que mi Rojo no es el Rojo del blog, mi Rojo está en EEUU chambeando, mi Rojo no tiene blog, mi Rojo se consiguió gringa hace dos días 😉

… que mi Rojo se llama Tavo… y tú como te llamas Rojo???

… que mi perro esta obeso, va a entrar a un programa de dietas.

… que navegando navegando encontré más blogs!! wiiii!!! me fascina.

… viva Timbaland, OneRepublic, Hellogoodbye, Jack Jhonson, Schuyler Fisk, etc etc.

… que definitivamente debo estar aburrida y sin ideas, o al menos ganas, para postear algo decente…

… apelo a su comprensión, estoy pensando en que cara poner mañana en la misa de mi papá, tanta gente y todos con su pésame… no me quiero quebrar.

… voy a hacer justicia con un post decente más tarde o tal vez mañana, mientras tanto me quito, son las 5:50 y sigo en micro short y polo de tiritas y ASÍ no salgo ni de a vainas a la calle (será para que me violen…)

… los adoro!!! y te amo.

Trailer: Once

La canción “Falling slowly” interpretada por los protagonistas de esta película, Glen Hansard y Marketa Irglova, Ganó el Oscar por mejor canción en la ceremonia de anoche. A mi papá le gustaba ver películas que hagan brotar sentimientos y emociones (y también las sci fi jejeje).

Tanto como un homenaje no es, pero esta película le hubiera gustado demasiado a mi papá.

Ya va un mes…

Ya va un mes desde que mi papá falleció. A esta misma hora del 25 del mes anterior él aún estaba con vida, pero completamente ido y adolorido…

Ya va un mes y aún no capto del todo que se haya ido. Acaso es fácil? No lo sé, supongo que en realidad nunca se acepta la partida de un padre, solo se asimila y se sigue avanzando.

Ya va un mes y tengo miedo de olvidarme de su voz, de sus abrazos, de sus besos de buenas noches y sus bromas de sobremesa. Tengo miedo de olvidar su risa y sus estornudos.

Hace un mes estábamos al tanto de cada cosa que le pasaba, cada cosa que decía, cada gemido de queja y dolor que emitía, cada gruñido, cada frase sin sentido…

Hace un mes ya que el último día con mi padre comenzó.

Ya va un mes desde que mi papá falleció.

Te amo papi.

[Aviso de servicio público: A todos los que leen este blog y me conocen les recuerdo que la misa del mes de mi papá es este 27 a las 7pm. La iglesia ya la saben y si no pues denme una foneada para refrescarles la memoria. Nos vemos.]

Se hacen llamar relatos I

El libro de Eduardo

– … algo se pudre en Dinamarca.

– ¿Qué mierda se pudre allá? ¿Y a mí qué mierda me interesa?

– Sólo digo… algo se pudre.

– Hijoeputa… fácil y lo leíste en una cagada de libro.

– Fácil.

Si existe diálogo entre dos personas que son amigos, definitivamente el Chato no lo sabía. Ni bien había cerrado la boca el Chato miró hacia adelante y siguió caminando como si nada hubiera pasado o como si nada hubieran dicho.

“Mierda…”

¿Quién chucha le mandó leer ese estúpido cuento? Por su madrecita que si no lo encontraba en la caja de libros no lo leía. De tanto limpiar libros guardados comenzó a estornudar por culpa de la mierdosa alergia y el libro le interesó aún más, era una buena excusa para descansar. No dejó de estornudar, pero terminó de leer los cuentos. Salir a comprar la puta pastilla para frenar la moqueada era básico ahora. Gurdó el libro en su librero, al lado de sus revistas Maxim y sus libros de Bioquímica, colocó una foto de Eduardo delante – nadie debe saber que tiene aunque sea un libro de literatura en su cuarto – y salió a comprar las pastillas salvadoras. El Chato se aparece a medio camino y, tan hablador como es, le dijo “Hola” y comenzó a caminar con él.

“Mierda!”

No hay pastillas. La cagada, unas quince cuadras más y está la otra puta farmacia, la más completa y barata según la publicidad, pero la más lejana para temas de emergencia como este. “La cagada” pensaba mientras él y el chato silenciosamente emprendían la caminata hasta la otra farmacia. Le daba vueltas la cabeza de tanto estornudo. El Chato, a dos cuadras de la farmacia, para y le dice “Ablaos brother” y se quita. Él llega a la farmacia y encuentra las putas pastillas, compra un blister porque no salen por unidad, pide un vaso y con agua del bidón se toma una de las pastillas.

“Mierda”

Libro conchesumadre, quién le manda a Eduardo ser aficionado a la lectura. El puto cuento le jodió el día. “Dinamarca…” pensaba mientras abría la puerta de su casa. Todos lo miraron entrar y subir, no le importó. Entró a su cuarto y se dio cuenta que la pastilla funcinaba porque ya no estaba estornudando. Se quedó mirando su librero un rato, miraba la foto de Eduardo con el libro detrás. Miraba y miraba sin atinar a moverse. Se dio cuenta que no pensaba en nada.

“A la mierda…”

Saca el libro y deja la foto de Eduardo sobre la mesa al lado de un montón de tarjetas de misa e idioteces parecidas. “Ahora todos son católicos” pensaba mientras bajaba las escalera y miraba a toda la gente que lo miraba. Se dio cuenta que estaba en jean y polo blanco. Se acerca y deja el libro encima de la mesita que tiene recuerdos, fotos y relicarios. Su mamacita querida lo abraza por la espalda y tantas mierdas que soltaba y pensaba se descontrolan y empieza a llorar.

“MIERDA!!”

Se suelta de su mamá y coge el libro. Sale al jardín bajo la mirada atenta de todos los presentes. Murmullos y susurros le llegaban altamente. Saca el encendedor y prende el libro. Veía como el fuego iba cubriendo todo el libro y hasta su mano, no sentía nada. La gente se agolpó alrededor suyo y a patadas y pisotones apagaron el libro. Un señor envolvió su mano en una camisa y el contacto de la piel quemada con la tela le hace doler. “No te lo saques!” le grita una señora al ver que trataba de sacarse la camisa de la mano mientras ella habla por celular pidiendo una ambulancia. Lo llevan dentro de la casa y casi botan el ataúd de Eduardo en un intento de hacer que entre a la cocina. “Conchetumadre” le dice a Eduardo al pasar al lado de su ataúd, en la cocina por poco y lo ahogan tratando de hacer que tome un vaso de agua y casi enseguida llega una ambulancia.

“Mierda…”

Los paramédicos le toman la presión y cojudeces más, lo suben casi al instante a una camilla y lo llevan a la ambulancia. Escuchaba ecos y gritos alrededor suyo, veía el rostro de uno de los paramédicos que le hablaba, pero él no lo escuchaba. “Sobredosis!”, “Tomó un frasco completo”, “Tomo un antialérgico después”, “Quemadura de segundo grado en la mano izquierda…”, “Hijo!!!” y todo se calló. Olió algo raro y Eduardo se reía.

Mierda… definitivamente algo se estaba pudriendo en Dinamarca.